MITIGACIÓN DEL CAMBIO CLIMÁTICO EN LA UNIVERSIDAD DE SEVILLA

Carlos Jiménez (Resumen del Trabajo Fin de Grado. Tutor: Jesús M. Castillo)

El cambio climático se produce debido principalmente a la emisión masiva de gases de efecto invernadero (GEI), siendo el CO2 el más abundante y el que más contribuye. Estos gases actúan en la atmósfera aumentando la cantidad de calor retenido que tiene, entre otras consecuencias, un incremento en la temperatura media de la Tierra. Esto se traduce en la proliferación de eventos climáticos catastróficos e incendios, pérdida de biodiversidad y alteraciones en el funcionamiento de los ecosistemas a nivel global, con consecuencias importantes en las actividades humanas, causando graves perjuicios a nivel ambiental, económico y social.

La mitigación del cambio climático es el proceso por el cual reducimos el calentamiento global mediante la captura y la disminución de GEI. Las universidades son organismos que pueden contribuir de manera significativa a la mitigación del cambio climático. Esto se debe a sus niveles de emisiones de GEI que pueden producir, unido a la amplia variedad de actividades que generan estas emisiones, de forma que las grandes universidades tienen perfiles de emisión similares a los de las ciudades pequeñas. Además, el control administrativo que éstas ejercen sobre las actividades productoras de emisiones y su nivel de autonomía para implementar programas de reducción de GEI, las convierten en organismos adecuados donde impulsar y experimentar con multitud de medidas de mitigación y adaptación al cambio climático. En este trabajo fin de grado hemos generado y valorado una serie de propuestas que fomentan este objetivo a nivel local desde la Universidad de Sevilla (US).

Se recopilaron un total de 40 medidas que se clasificaron en 5 campos de acción: Vegetación, Transporte, Energía (electricidad), Residuos y Otros (misceláneo). Dicho listado de propuestas fue creado a partir de una primera lluvia de ideas con la que generamos un marco de acción preliminar, completado mediante información obtenida a través de planes de mitigación propuestos por otras universidades, publicaciones científicas internacionales y páginas web. Posteriormente, ideamos un sistema con el que conseguimos valorar todas nuestras medidas de manera cualitativa y cuantitativa, viendo cuáles tenían un mayor potencial mitigador del cambio climático. Por otro lado, nos permitió esbozar una valoración de su importancia en términos socio-económicos.

En líneas generales, se observó que las medidas aglutinadas en ‘Transporte’ eran las que presentaban un mayor potencial mitigador por sí mismas, destacando el plan para el fomento del uso de la bicicleta entre estudiantes; además se pone de manifiesto que la US no presenta prácticamente ninguna medida en este campo de acción en la actualidad. Las medidas del sector ‘Residuos’ fueron las que menos puntuación obtuvieron según nuestro sistema de valoración, esto se debe principalmente a que las técnicas que se aplican actualmente para el tratamiento de residuos (ya sean orgánicos o inorgánicos) conllevan una contaminación secundaria ineludible, bien por la acción de los organismos descomponedores o por el uso de maquinaria. No obstante son propuestas relativamente económicas y sencillas de implementar, como por ejemplo la puesta en marcha de un sistema de compostadoras, que estaría alimentado mediante los residuos de los comedores universitarios y los residuos de jardinería. El resto de campos de valoración, ‘Vegetación’, ‘Energía (electricidad)’ y ‘Otros’ obtuvieron puntuaciones similares. En estos tres campos de actuación destacan respectivamente la financiación de plantaciones de vegetación autóctona en la provincia de Sevilla, disponer de un aislamiento adecuado en los edificios universitarios y el plan de concienciación del cambio climático entre estudiantes.

En general, las medidas que aquí se proponen suponen un beneficio económico a medio y largo plazo. Si bien es cierto que requieren de una inversión económica inicial, ésta se irá amortizando a lo largo del tiempo por la acción de dicha medida.

Por último, cabe destacar que el paquete de medidas que proponemos actúa de manera sinérgica, es decir, nuestras propuestas se potencian las unas a las otras conformando así un plan de mitigación más sólido y eficaz, por lo que su implementación total sería la elección más acertada, no solo en el marco ambiental sino también a nivel socio-económico.

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados