Investigación y Acción por el Clima se suma a la huelga global por el clima convocada el 24 de mayo

Juventud por el Clima convoca el 24 de mayo a una nueva huelga climática. Cada día aparecen nuevas evidencias científicas de que nos encontramos en situación de emergencia climática y no estamos incidiendo mínimamente en una reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Desde 2016 se aprecia una clara disminución de la superficie que cubre el hielo ártico. La desaparición de este hielo está activando un bucle de realimentación positiva del cambio climático: menos hielo implica menor reflexión de radiación y más calor. Por otra parte amenaza la liberación de gas metano contenido baja la capa de permafrost.

La lógica del crecimiento de la economía globalizada continúa demandando un creciente consumo de energía fósil. La crisis climática es un síntoma del rápido agotamiento de recursos energéticos y materiales no renovables que pone en jaque a la civilización industrial y la cultura productivista y consumista. Necesitamos un cambio de paradigma basado en un cambio de valores, que ponga la vida en el centro. Es posible vivir mejor consumiendo menos recursos no renovables y reduciendo drásticamente las emisiones contaminantes y las montañas e islas de residuos.

Esta convocatoria coincide en Europa con el cierre de la campaña electoral para renovar el parlamento europeo. En España coincide además con el cierre de la campaña de las elecciones municipales. Esperemos que los principales líderes políticos se decidan de una vez a hablar claro de la situación de emergencia en la que nos encontremos y que centren sus discursos en plantear el cambio de rumbo que necesitamos.

¿15M Climático?

Concentración de Juvuntud por el Futuro en la Pza de la Encarnación. 15/03/2109

La concentración convocada por Juventud por el Futuro (Fridays For Future) ante el ayuntamiento de Sevilla ha sido un éxito y terminó en la Plaza de la Encarnación, conocida en su momento como la plaza del 15M. Se buscan paralelismos entre ambos movimientos. Si el primero puso el acento en la necesidad de construir una democracia real, está lo pone en la necesidad de la Justicia Climática. Ambas tienen en común que han surgido desordando las mediaciones políticas, sindicales y asociativas. Nunca una manifestación climática convocada desde instancias formales había logrado juntar tanta gente con consignas tan potentes. La unidad para la supervivencia, el cambio de sistema y no el cambio de clima, las multinacionales y los gobiernos señalados como principales responsables. Mujeres jóvenes, muchas aún niñas, están protagonizando esta causa. Pero señalan a la generación adulta. No da tiempo a esperar a que ello sean adultos para producir los cambios necesarios. Hay que hacerlos ahora. Y la pelota está en los actores políticos actuales que tendrán que posicionarse. Podemos estar asistiendo a un cambio de marco. Es pronto para saberlo, pero esta primavera trae savia muy fresca.

12.000 científicos muestran en Alemania su apoyo a la huelga estudiantil por el clima

Los científicos alemanes, suizos y austriacos promotores del manifiesto se lo entregarán el viernes en Berlín a los estudiantes participantes en la convocatoria.

“La preocupación [de los jóvenes manifestantes] está justificada y respaldada por la ciencia disponible. Las medidas actuales para la protección del clima, la biodiversidad, los bosques, los mares y el suelo están muy lejos de ser suficientes”, indica el texto de los científicos. Y añade: “La gente joven exige correctamente que nuestra sociedad priorice la sostenibilidad y la acción climática sin más titubeos. Sin un cambio profundo, su futuro está en peligro”, sostienen los científicos de numerosas disciplinas.

(leer artículo completo publicado en diario El País)

HACER DESPEGAR LA FUERZA DEL TORBELLINO PARA FRENAR EL CAMBIO CLIMÁTICO

Andrea(s) La Transicionera

¿Cómo despegar hacemos despegar un movimiento social que fuerce un cambio de rumbo a tiempo en la lucha contra el cambio climático? Combinando la acción organizativa de largo plazo con la fuerza del torbellino, con la irrupción de lo improbable, pero posible. Andrea(s) de La Transicionera lo expone brillantemente en este artículo.