Presentado el Manifiesto de apoyo a las movilizaciones estudiantes por el clima

En la imagen el grupo de personas investigadoras y educadoras concurrentes al acto de presentación a los medios, de izquierda a derecha: Joaquín García González, Alicia Guerrero, María Lamuedra, Carmen Guerrero, Fátima Rodríguez, Francisco Casero, Esteban de Manuel, Valeriano Ruiz, Ricardo Marques, Lina Gavira. Abajo: Antonio Aguilera, Eduardo García y Luis Andrés

Sevilla 14 de marzo de 2019

Un grupo de investigadores y educadores presentamos ante los medios de comunicación, en el Aula 0.1 de la facultad de Ciencias de la Comunicación de Sevilla, el manifiesto en apoyo de las movilizaciones estudiantiles por el clima, que en ese momento había superado las 1.500 adhesiones de toda la geografía española, y de apreciados colegas latinoamericanos. Tras la lectura del manifiesto, los asistentes dieron razón de la importancia del contenido de la protesta estudiantil.

Tal y como concluye el informe presentado por los expertos del IPCC a la Cumbre Mundial del Clima en Katowice, es preciso un esfuerzo sin precedentes para cambiar » para evitar que el calentamiento global supere 1,5ºC, pero se necesita un esfuerzo sin precedentes. Si no recortamos tajantemente las emisiones industriales y de transporte, la temperatura global ascenderá a 1,5ºC en algún momento entre 2030 y 2052. Se necesitarían cambios de gran alcance y sin precedentes en cuestión de energía, industria, transporte, agricultura, ciudades y edificios. Llegar a reducir alrededor de un 45% las emisiones globales de CO2 de origen humano en 2030, respecto a los niveles de 2010, y lograr el cero neto en 2050″

Los firmantes del manifiesto pertenecemos al mundo científico y educativo y nos sentimos impotentes al comprobar que la llamada Sociedad del Conocimiento se limita a mirar hacia la academia y los centros de enseñanza en busca de saberes instrumentales y útiles para seguir haciendo negocios como siempre, incrementando la competitividad, mientras da la espalda al conocimiento científico que acumula evidencias de que la civilización y la vida se acerca rápidamente hacia el colapso, precisamente por seguir haciendo los negocios como siempre. Desde las universidades estamos elaborando propuestas para avanzar hacia una nueva cultura económica orientada al bien común, una nueva cultura del agua, de la energía, agroalimentaria, de la movilidad, de la salud, de la ordenación del territorio y las ciudades, de la igualdad y de los derechos. Estamos trabajando proponiendo nuevos modelos educativos y comunicativos que nos permitan comprender y actuar con más responsabilidad ante los graves retos del futuro. Hablamos de estos temas en las aulas con nuestros estudiantes y lideramos proyectos de investigación, pero nos damos cuenta de que no es suficiente: el mundo de los grandes negocios y el mundo de la política, nos lleva directos al colapso climático, alimentario, energético, de acceso al agua potable, poblacional y migratorio, a la gran extinción de especies. No paramos de acumular evidencias científicas y no sabemos ya cómo decirlo para que la voz del conocimiento llegue a la sociedad y reaccione antes de que ya sea demasiado tarde

En este sentido concluimos en la importancia de construir una red estatal que nos permita transferir a la sociedad de forma divulgativa el conocimiento acumulado de nuestras investigaciones y experiencias educativas y dar noticias de eventos académicos sobre esta temática.

Para concluir nos reiteramos en manifestar que nuestra juventud, que ve truncado su futuro por falta de empleo, precariedad laboral y precio inasequible de la vivienda, empieza a darse cuenta de que les estamos robando algo más importante y difícil de afrontar. Su generación no tendrá oportunidad de contener el Cambio Climático dentro de unos límites no catastróficos: es tarea a resolver ahora o nunca. Como miembros de la comunidad científica y educativa, desde nuestro compromiso social por la justicia social y climática, apoyamos el movimiento emprendido por la gente joven y les decimos que nos tienen a su lado. Son nuestra esperanza

12.000 científicos muestran en Alemania su apoyo a la huelga estudiantil por el clima

Los científicos alemanes, suizos y austriacos promotores del manifiesto se lo entregarán el viernes en Berlín a los estudiantes participantes en la convocatoria.

“La preocupación [de los jóvenes manifestantes] está justificada y respaldada por la ciencia disponible. Las medidas actuales para la protección del clima, la biodiversidad, los bosques, los mares y el suelo están muy lejos de ser suficientes”, indica el texto de los científicos. Y añade: “La gente joven exige correctamente que nuestra sociedad priorice la sostenibilidad y la acción climática sin más titubeos. Sin un cambio profundo, su futuro está en peligro”, sostienen los científicos de numerosas disciplinas.

(leer artículo completo publicado en diario El País)