Carta al alcalde de Sevilla en el aniversario de la Declaración de Emergencia Climática

Manifestación en Sevilla contra el Cambio Climático, 13 de marzo de 2019

Estimado Sr Espadas,

Desde el Movimiento de Entidades por el Clima de Sevilla (MECS) le remitimos esta carta cuando se cumple el 1º aniversario de la Declaración de Emergencia Climática en la Ciudad de Sevilla. Nos gustaría que fuese una carta de felicitación pero,  por desgracia, los pasos dados para encarar la situación de crisis climática en la ciudad dejan muy poco espacio para celebraciones. 

El Ayuntamiento de Sevilla fue pionero en aprobar dicha declaración, y es motivo de orgullo en cualquier foro nacional o internacional relacionado con el cambio climático en el que participa. Sin embargo, la realidad es que nos hemos quedado a la cola en su aplicación. Desde su aprobación, la falta de compromiso y la inacción por parte del ayuntamiento, ponen de manifiesto que no se están realizando cambios reales.

En dicha declaración,  el Ayuntamiento de Sevilla adquiría dos compromisos fundamentales:

  • Emprender una campaña informativa en la que se hable con claridad de la realidad de emergencia climática en la que nos encontramos y de las consecuencias que para quiénes habitamos en Sevilla y Andalucía, así como de los cambios necesarios para reducir el consumo de energía y las emisiones.
  • Puesta en marcha de un amplio proceso de participación, para la elaboración de un nuevo y más ambicioso Plan de Acción por El Clima y la Energía Sostenible (PACES) que impulse el autoconsumo de energía renovable, un Plan de Residuos Cero, un Plan para impulsar la Agroecología en el área metropolitana y un Plan de Renaturalización de la ciudad.

En este sentido, en otoño de 2019, el Alcalde de Sevilla recibió a una representación del MECS, con la que se comprometió a generar encuentros periódicos a fin de incorporar propuestas para actuar juntas ante la Emergencia Climática. Desde entonces, han sido varias las reuniones y el esfuerzo invertido por el MECS a fin de mejorar la adaptación y mitigación de una ciudad tan amenazada por el cambio climático. Desgraciadamente, el Gobierno Local no ha enviado a personas con capacidad ejecutiva a dichas reuniones, dando muestras de una evidente falta de compromiso real con el proceso, como ya ha sido denunciado por el MECS. 

Por otra parte, el MECS considera que la Declaración de Emergencia Climática de Sevilla se aprobó con grandes carencias, ya que el documento final omitía gran parte de las propuestas iniciales (ver documento adjunto), que consideramos fundamentales, en materias tales como:

  • Movilidad: Recuperación del llamado Plan Centro y la declaración de zonas de bajas emisiones contaminantes en otros barrios de la ciudad; Adaptación de la Ordenanza de Circulación de Sevilla a “Ciudad 30”; Diseño e implementación de caminos escolares seguros para todos los colegios e institutos de la ciudad; Desarrollo de las plataformas reservadas para el transporte público en toda la ciudad previstas en el PGOU; Entrada en funcionamiento de las líneas BTR (Bus de Tránsito Rápido) incluidas en el PACES 2016-2020; Crear espacios peatonales, promover la bicicleta y otros medios de transporte no contaminantes.
  • Vegetación: Plan para renaturalizar la ciudad que incluya un programa de plantación de al menos 50.000 árboles y de relleno de todos los alcorques vacíos antes del 2023, con árboles adaptados al clima y al entorno urbano en el que se encuentran.
  • Energía: Conexión inmediata a la red de las instalaciones fotovoltaicas instaladas en los colegios;  Plan para que todos los edificios públicos municipales estén gestionados de manera sostenible: residuos cero, energía renovable y bioclimatización.
  • Sensibilización, Educación e información: puesta en marcha una Campaña de sensibilización ciudadana promoviendo el uso del transporte público y la movilidad activa, la alimentación con productos frescos y saludables de proximidad, la reducción del consumo y la práctica del consumo responsable, la reducción del consumo de agua y energía y el autoconsumo de energía renovable, la reducción de residuos y su correcta separación para su reciclaje.
  • Economía:  promoción de la economía local y de proximidad y estudio del impacto ocasionados por la proliferación de grandes superficies comerciales.
  • Contaminación: campaña de control urgente de la calidad del aire de cara a adoptar medidas efectivas de reducción de la contaminación atmosférica.
  • Colaboración con otros organismos públicos:  colaboración con las demás Administraciones Públicas y con las universidades ubicadas en el área metropolitana, en todas las actividades relacionadas con el estudio y la acción sobre el clima y la salud pública. En particular, para realizar estudios epidemiológicos, rigurosos e independientes, sobre los efectos de las emisiones de agentes contaminantes atmosféricos.

Este año ha sido usted reelegido como Presidente de la Red de Ciudades por el Clima, además de ser miembro del Consejo de Gobierno del Pacto Europeo de Alcaldes por el Clima. Estas responsabilidades  le deberían exigir  un mayor compromiso  con el medio ambiente de  la ciudad que gestiona.

Se nos acaba el tiempo. Es urgente que usted se tome en serio la Declaración de Emergencia Climática, y ponga en marcha las medidas previstas en el PACES (incluida su mesa de seguimiento), como las propuestas en el primer borrador de Declaración de Emergencia Climática. La lucha contra el cambio climático no puede esperar.

Sevilla, 27 de Julio de 2020.

Entidades firmantes:

Acción en Red Sevilla, Acontramano Asamblea Ciclista de Sevilla, ADTA, Asamblea de Cooperación por la Paz, CCOO-Sevilla, Ecologistas en Acción Sevilla, Ecourbe, Enlázate por la justicia (Justicia y Paz, Entreculturas, Proclade Bética, VidesSur, Acción Verapaz, Cáritas, Bosco Global), Fundación Savia, Greenpeace, Justicia Alimentaria, METAS ( Foro de Movilidad Eficiente y Saludable), Parque Vivo Guadaíra, Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, Red Andaluza de la Nueva Cultura del Agua, Red Sevilla por el Clima, Universidad y Compromiso Social.

Agregar mil millones de hectáreas de bosque podría ayudar a controlar el calentamiento global

La zona calcinada del Carambolo que afecta al área reforestada por Sevilla Más Verde. Fuente: Diario de Sevilla

El último informe del IPCC marca el objetivo de reforestar 1.000 millones de hectáreas en todo el planeta para combatir la crisis climática. Un estudio publicado en la revista Science, que aquí compartimos, identifican áreas concretas en las que se podría conseguir el objetivo. Son muchas las asociaciones como Sevilla Más Verde que están trabajando con voluntarios para conseguirlo. Es muy lamentable que ante la desidia municipal hayan tenido que anunciar que suspenden el proyecto de reforestación de la Colina del Carambolo en el término municipal de Camas (Sevilla) y ante la indiferencia mostrada por el ayuntamiento. Es el momento de que la sociedad, la universidad y las administraciones se unan para, una vez esclarecidos los hechos, promover conjuntamente el objetivo de reforestar esta colina. Es un lugar protegido desde el punto de vista paisajístico e idóneo para generar un bosque urbano.

Movilidad y Cambio Climático en Sevilla

Ricardo Marques, A Contramano

El auge de las movilizaciones juveniles en todo el Mundo y también en Sevilla ha puesto sobre el tapete la necesidad de elaborar planes concretos a escala local para paliar las emisiones de gases de efecto invernadero en las ciudades. Como decía uno de los eslóganes mas coreados en las manifestaciones, debemos «cambiar el sistema, no el clima«. 

Desde «A Contramano» queremos contribuir a este debate con un análisis de la situación real de la movilidad en Sevilla, de las políticas de movilidad que se desarrollan en nuestra ciudad y de las que deberían desarrollarse si realmente nuestros políticos estuvieran interesados en luchar contra el cambio climático. 

El automóvil privado es el principal consumidor de energía y la principal fuente de energía de las economías domésticas de nuestro país. Un automóvil medio, usado diariamente para la movilidad cotidiana consume al año más de una tonelada de petróleo y emite, en consecuencia, más de 3 toneladas de gases de efecto invernadero al año. Por tanto, eliminar la dependencia del automóvil privado en la movilidad cotidiana es la mejor política (y casi la única eficaz) para paliar el impacto de la movilidad en el cambio climático.  

Dibujo de Alvaro Reyes de la Rosa, E.T.S. Arquitectura de Sevilla, prof. Esteban de Manuel

Esta dependencia, en el conjunto del área metropolitana de Sevilla supera ya el 50% de los desplazamientos, sin embargo, en la Corona Metropolitana, donde viven tantas personas como en el Municipio de Sevilla, supera el 60%, mientras que para los desplazamientos entre la Corona Metropolitana y el Municipio de Sevilla se aproxima al 90%. Esta situación solo puede calificarse de catastrófica desde el punto de vista medioambiental y supone, por si sola, la emisión anual de más de 2 millones de toneladas de gases de efecto invernadero en el conjunto del Área Metropolutana de Sevilla.

¿Qué se ha hecho desde las instituciones para paliar esta situación y ayudar a las personas que viven en Sevilla a abandonar el automóvil privado como principal modo de transporte? Durante los ocho últimos años del mandato de Alfredo Sánchez  Monteseirín como alcalde (en un gobierno de coalición PSOE-IU) se llevaron a cabo algunas actuaciones para paliar esta dependencia del automóvil privado, como las peatonalizaciones de importantes áreas de nuestra ciudad, o la red de carriles-bici (que por si sola supuso una reducción de emisiones de 8.000 toneladas de gases de efecto invernadero al año) o la línea 1 del metro y el tranvía. Poco después se anunciaban, desde la Junta de Andalucía, iniciativas para extender este modelo al resto de Andalucía, como el Plan Andaluz de la Bicicleta.  

A partir de ahí el desierto. Nada se avanzó en el fomento de la movilidad sostenible en la época de Zoido como alcalde. Su sucesor, Juan Espadas, apenas ha realizado actuaciones. Las «micro-peatonalizaciones» anunciadas además de «micro» han sido pocas y tímidas. En el fomento de la bicicleta se anunció y se aprobó un «Programa de la Bicicleta» en el horizonte de 2020, del que apenas se ha ejecutado una mínima parte (estamos en 2019), al mismo tiempo que se plantea la desaparición de vías ciclistas consolidadas, como el carril-bici de la Avenida de la Cruz Roja. En cuanto al transporte público, la «apuesta estrella» sigue siendo (como con Rojas Marcos y Soledad Becerril) una improbable red de metro cuyo ámbito sigue siendo el municipio de Sevilla, es decir que ni siquiera roza el núcleo del problema: la dependencia del automóvil en los desplazamientos en la Corona Metropolitana y entre esta y el Municipio de Sevilla. En la Corona Metropolitana la apuesta sigue siendo por autovías y mas autovías (SE-40, autovía Alcalá – Dos Hermanas, etc…). 

Al mismo tiempo, actuaciones previstas como el Plan Andaluz de la Bicicleta no se están ejecutando y propuestas que podrían contribuir de un modo eficaz y realista a la reducción de emisiones a corto plazo, como una red de carriles-bus urbanos de densidad y diseño similar a la de carriles-bici, o una red de BRTs a escala metropolitana, o el fomento de la intemodalidad bicicleta-transporte público no se tienen en cuenta. Mientras se mantenga esta orientación de las políticas de movilidad va a ser imposible reducir las emisiones de gases de efecto invernadero ligadas a la movilidad. Al contrario, es evidente que van a crecer.

Ante esta situación solo cabe esperar que el debate acerca de la sostenibilidad del actual modelo de movilidad se convierta en un tema central de la próxima campaña electoral a nivel local y que, por fin, nuestros políticos decidan optar por cambiar el modelo no el clima. Dese «A Contramano» seguiremos contribuyendo a ello con nuestras campañas y nuestras movilizaciones.


Para recibir las bicinoticias envía un correo desde la dirección e-mail en que quieras recibirlas a la dirección suscriptores1-subscribe@acontramano.org (no es necesario especificar asunto ni incluir texto alguno).